fbpx

Alimentos peligrosos

Alimentos peligrosos

Las prisas, el estrés y la globalización han hecho que de un tiempo para acá, no nos alimentemos como es debido. La dieta mediterránea es una dieta muy saludable, pero todos esos factores antes mencionados han hecho que dejemos un poco de lado nuestra alimentación y comamos lo primero que pillamos. Productos ya preparados, poco naturales, cargados de azúcares y aditivos o productos muy grasientos, se han hecho hueco en nuestras vidas y no podemos permitirlo. Esta clase de alimentación no es recomendable para la salud y nos lleva a la diabetes, la obesidad o problemas mucho más graves.

Refrescos

Agua carbonatada, aromatizantes, colorantes artificiales, azúcares y edulcorantes y ningún aporte nutricional. Eso es lo que contiene un refresco, no nos aporta nada saludable sino que al contrario, están cargadísimos de azúcar y gas, esto nos hace engordar y el azúcar nos puede causar diabetes. Además, el azúcar te da mucha energía en el momento y después te da un bajonazo y te sentirás muy cansado. Son altamente adictivos y no se recomienda ingerirlos regularmente. Una mejor opción si queremos refrescarnos es beber agua natural con limón o con pepino.

Pan

En todas las casas se come pan desde tiempos remotos. Es algo muy nuestro y mucha gente no puede simplemente comer sin pan. Pero la industria del pan se ha visto muy afectada con la globalización y las grandes multinacionales. Ya apenas hay panaderías tradicionales donde elaboren un pan con productos naturales y de buena calidad. Hoy en día los panes están hechos con harinas refinadas y mucha sal, además de ser congelados y recalentados para su venta posterior. Esto lo convierte en panes pobres en nutrientes y ricos en elementos poco saludables para nuestro organismo. Si no tienes una panadería tradicional cerca, lo mejor es consumir panes

Zumos Envasados

Parece que el hecho de exprimir una fruta natural y hacerte un zumo es cosa del pasado. Con los avances y la prisa por hacer todo cada vez en menos tiempo han hecho que se pierdan estas formas tan sanas de consumir fruta natural. Si te fijas en los ingredientes de las etiquetas de los zumos de brick, verás cómo apenas llevan fruta y cómo llevan un sinfín de aditivos perjudícales para la salud y lo peor de todo, muchísima azúcar. Es mejor recuperar el viejo exprimidor y hacerlo tú mismo.

Atún

El atún es uno de esos alimentos socorridos que sirven para todo, para una ensalada, un guisado, un bocadillo o como relleno de empanadillas o verduras. Es delicioso y su larga duración en lata hace que siempre tengamos unas cuantas de ellas en nuestra despensa. Pero lo cierto es que debemos limitar el consumo de este producto puesto que posee mucho mercurio el cual es tóxico para nuestro organismo. Sobre todo, este metal está mucho más presente en el atún fresco que en el enlatado.

Miel De Bote

La miel es un potente antioxidante natural y fortalece el sistema inmunitario ya que posee muchos nutrientes que ayudan a estar más fuertes, pero ojo, estamos hablando de la miel natural. Si la miel que consumes es la del supermercado, esta no tiene las mismas propiedades. Las mieles del súper pasan por muchos procesos de pasteurización en los que pierden sus nutrientes y además le añaden más azúcar de la que ya contiene de manera natural. Lo mejor es consumir miel pura. La puedes encontrar en pueblos o en tiendas de productos artesanales.

Bebidas Energéticas

Este tipo de bebidas se han puesto muy de moda de un tiempo para acá, nos bombardean con anuncios de gente triunfadora y deportistas que las tomas, pero la realidad es que estás bebidas son muy perjudiciales para la salud. Contienen sustancias como la taurina o la cafeína, además de muchos gramos de azúcar. Su consumo en exceso puede llevare a tener diabetes, hipertensión o sufrir un ataque al corazón.

Carnes Procesadas

Cuando nos referimos a carnes procesadas nos referimos a todo tipo de carne que no esté en su estado natural, que haya tenido algún tipo de cocción o procedimiento para prepararla, como por ejemplo salchichas, embutidos o carnes enlatadas. Este tipo de alimentos no son bueno para la salud, si te fijas en las etiquetas, llevan todo tipo de aditivos químicos y lo más fuerte de todo, apenas llevan carne. Los porcentajes de carne que tienen son de risa y lo demás lo rellenan con fécula de patata o a saber qué.

Cereales Azucarados

Los cereales son un producto estrella en nuestra alimentación. Los hay de todo tipo de colores, formas y sabores pero tenemos que tener en cuenta que la inmensa mayoría de ellos no hacen bien a la salud. Y esto es precisamente porque son productos ultra procesados, con infinidad de aditivos químicos que se usan para potenciar el sabor y crear adicción como el glutamato mono sódico. Además también llevan colorantes y mucha azúcar. Lo mejor es elegir unos cereales que provengan de cultivos sostenibles y que en la etiqueta ponga bien claro “sin azúcares añadidos”.

Sal

Lo mejor para nuestra salud es llevar una dieta baja en sal para evitar problemas en el futuro, además cuando te acostumbras al sabor natural de los alimentos, no echas de menos la sal para nada. Nos parece que si no añadimos sal al cocinar, las cosas no saben a nada pero no es así, solo es cuestión de acostumbrarse a los sabores naturales ya que la sal en exceso produce hipertensión, retención de líquidos y problemas cardiovasculares.

Productos desgrasados

Los anuncios publicitarios a menudo nos incitan a consumir determinados productos y te lo venden como saludable, pero nada más lejos de la realidad, es solo puro marketing y no debemos dejarnos engañar. Hay que revisar siempre los ingredientes antes de comprar y así comprobarás que los alimentos desgrasados o light, no lo son para nada. Menos grasa tienen sí, pero para conseguir el sabor y la textura original añaden cientos de aditivos químicos que los productos normales no tienen. Es mejor comer un trocito que queso normal que uno de queso light. Eso sí, todo en su justa medida.

Productos En Lata

Los alimentos enlatados es algo muy socorrido y rápido si no tienes tiempo de cocinar o tienes una visita repentina. Por eso, casi todo el mundo tiene latas de conservas en su casa. Pero debes saber que estos productos no son recomendables de usar a menudo ya que tienen muchos aditivos que no son de origen natural para que se conserven por tanto tiempo. Además estos productos, al haber sido tratados, han perdido la mayoría de sus nutrientes y no nos aportan nada beneficioso.

Pastillas De Caldo

Lo ideal sería preparar un caldo de verduras con algo de carne y luego cocinar nuestros platos con él. Pero como esto es engorroso y más caro que unas pastillas de caldo, pues nadie lo hace. Pero lo que no sabías es que esas pastillas de caldo están elaboradas con productos muy perjudiciales para el organismo como el glutamato o el aceite de palma, además de tener altas cantidades de sal. Hoy en día hay opciones más saludables y naturales, solo hay que fijarse bien en las etiquetas de los productos y evitar las que lleven aditivos.

Queso

El queso es un producto muy nutritivo, fuente de calcio y fósforo y vitaminas A y B12 y con mucha proteína, lo ideal es consumirlo de vez en cuando si no tenemos problemas de obesidad o colesterol ya que también es un alimento que es en su mayoría grasas saturadas. Está delicioso pero debemos mantener su consumo solo habitualmente si no queremos tener problemas de obesidad o colesterol en las arterias.

Alcohol

El alcohol es una sustancia que provoca insuficiencia cardiaca, problemas estomacales y además genera una importante adicción. Debemos consumirlo de manera responsable y solo cuando se es mayor de edad. La mayoría de las personas no sabe que es adicta al alcohol ya que su consumo está tan normalizado socialmente que parece algo normal, pero beber a diario o incluso beber solo en fines de semana se considera ser alcohólico y esto puede derivar en problemas de salud como los antes descritos, la cirrosis o problemas económicos y sociales.

Empanados o fritos

Los alimentos fritos o rebozados son muy pesados para la digestión, provocan muchos gases y hacen que la comida se te repita, además de que engorda una barbaridad por el alto contenido en grasas saturadas. Están rebozados con harinas de mala calidad, refinadas y fritos en grandes cantidades de aceite también de mala calidad. Lo mejor es consumirlos muy de vez en cuando y de fabricación casera, con productos frescos y naturales y no congelados.

Pastel iros

Azúcar, grasas saturadas, glutamato, aceites de palma y productos de baja calidad. Eso es todo lo que contienen los apetitosos pastelitos industriales. El glutamato hace que el producto tenga más sabor y nunca nos saciemos con lo cual siempre queremos más, además es adictivo con el riesgo que provoca esto para la salud. El consumo de bollería industrial tiene que ser muy eventual ya que de lo contrario nos exponemos a todo tipo de problemas de salud.

¿Alguna duda?