fbpx

El gran informe científico sobre cambio climático responsabiliza a la humanidad del aumento de fenómenos extremos.

Mucha gente parece la humanidad, teniendo en cuenta los cientos de millones de personas que no tienen recursos ni para comer.
Seguimos en esa posición hipócrita de que lo bueno lo hacemos unos pocos, pero lo malo es obra de todos.
El daño irreparable causado por la revolución industrial salvaje, por el culto al dinero, como único dios verdadero, al uso de la mentira como mejor mensaje publicitario y a la corruptela para comprar voluntades de personas y personajes capaces de traicionar por unas monedas y sacrificar el futuro de sus hijos y nietos, son los auténticos culpables del gigantesco desequilibrio que se está causando en nuestro medioambiente, el que necesita el ser humano para vivir.
No se han dado cuenta que en el pecado llevan la penitencia.
Si contaminamos el aire, enfermamos y ya lo dice el proverbio “mens sana in corpore sano”.
Nos hemos fijado en el aspecto poco saludable que tienen nuestros mandatarios?. Desde los políticos a los presidentes de las grandes corporaciones internacionales, pasando por los banqueros.
Como nos va a extrañar estar en una situación límite si nuestros dirigentes están enfermos?
No tenemos más remedio que resetear, darnos cuenta que al margen de la naturaleza, enfermamos y nos extinguiremos.
No tenemos más remedio que empezar a respirar saludable para vivir de una forma saludable.

Leave a reply