fbpx

El tabaco se ha convertido en unas de las principales causas de muerte en la actualidad. Sus innumerables componentes químicos causan enfermedades de extrema gravedad como cáncer, EPOC o daños cardiovasculares y cerebrales.

Por ello, si eres fumador o conoces a alguien cercano que tiene este «mal hábito´´ te vamos a enseñar los beneficios que el cuerpo obtiene de su retirada.

¿Vale la pena dejar de fumar?

¿Tienes miedo de pasarlo mal con el síndrome de abstinencia?

¿Vas a conseguir algún beneficio al dejar de fumar?

Esta y otras cuestiones te van a ser resueltas en el siguiente post.

Dejar el tabaco, calidad de vida asegurada.

Aunque lleves años fumando, el cuerpo humano tiene una asombrosa capacidad para recuperar los daños debido a los excesos del pasado. Es más, los beneficios de dejar de fumar pueden notarse simplemente tras media hora de consumir el último cigarro.

Existen multitud de fármacos y terapias que te pueden ayudar a conseguir dejar esta rutina, por lo que si estás pensando en dejarlo de una vez por todas, cuentas con muchas facilidades para hacerlo.

Tu salud mejorará de manera inmediata.

Tras 20 minutos de apagar el último cigarro…

Tras solo 20 minutos tu cuerpo ya se está recuperando. El pulso y la tensión se asemejan a los valores normales y el cuerpo recupera su temperatura basal.

Tras 8 horas después del último cigarro…

Tras 8 horas, la nicótica y el monóxido de carbono se encuentra en a la mitad. Y esto, es algo realmente importante ya que el monóxido de carbono priva el cuerpo del oxígeno que necesita para alimentar todas sus células.

Puedes encontrarte nervioso y querer consumir un cigarro para aminorar los síntomas. No te preocupes, esta reacción tan solo durará unos 10 minutos. Distráete, sal a pasear o realiza ejercicio. Esto te ayudará a cambiar el foco de atención y olvidarte de ese ansiado cigarrillo.

Tras 12 horas desde el último cigarro…

Tus niveles de monóxido de carbono en sangre volverán a la normalidad. Tu corazón bombeará sangre de manera eficiente y todas las células de tu cuerpo obtendrán el suficiente oxígeno para seguir funcionando de manera correcta.

Tras 24 horas desde el último cigarro…

Si dejas pasar un solo día sin probar un cigarrillo reducirás a la mitad las posibilidades de sufrir un infarto. Como ves, tan solo 24 horas pueden ayudarte a sanar tu cuerpo.

Tras 48 horas desde el último cigarro…

Con tan solo 48 horas podrás recuperar el olfato y el sabor de los alimentos. Tus sentidos se intensificaran debido a que toda la sinapsis celular se está sanando.

Pueden aparecer síntomas de abstinencia fuertes en este momento, sentirte ansioso o cansado. Esto es normal, recuerda que este periodo es clave para lograr tu meta de dejar este perjudicial hábito.

Tras 3 días desde el último cigarro…

Ahora, puedes respirar más fácilmente y cuentas con un mayor rendimiento. Tus pulmones están sanando de manera notable y todo tu sistema inmune se refuerza poco a poco.

Tras 3 meses desde el último cigarro…

Has hecho grandes cambios en tu vida. Tus pulmones son más fuertes y puedes respirar mucho mejor de lo que hacías anteriormente. Ahora, puedes correr por más tiempo sin fatigarte y tienes una actitud más positiva ante el cambio que estás haciendo.

Tras 9 meses desde el último cigarro…

Ha pasado bastante tiempo desde el último cigarro. Gracias a ellos, notarás que tienes menos resfriados y te encontrarás con mucha más energía.

Tras 1 año desde el último cigarro…

Has alcanzado un hito importante en tu vida ¡Enhorabuena! El riesgo de padecer un accidente cardiaco se ha reducido a la mitad y tu cuerpo funciona ahora de manera correcta.

¡Sigue así!