Si algo nos caracteriza a todos los seres humanos, es el acto respirar. Respirar es un acto automático, nacemos sabiendo respirar, pero pocas son las personas que saben respirar conscientemente y aún menos, las que conocen todos los beneficios que ello aporta.

Cuando atendemos a nuestra respiración, nuestra forma de pensar cambia, nuestro organismo se relaja y nuestras funciones mentales mejoran exponencialmente.

El ritmo de la respiración puede reflejar el estado de ánimo de cada uno. Una respiración acelerada puede provocar un estado de ansiedad y estrés continuo. Por todo ello, aprender a respirar de manera consciente puede ayudarnos más de lo que imaginas en nuestra calidad de vida.

¿Qué beneficios aporta respirar correctamente?

Si aprendemos a controlar la forma en la que el aire entra en nuestras vías respiratorias, podremos obtener el control sobre ciertas emociones como los estados de ansiedad o estrés que pueden disminuir mucho más de lo que piensas, tu manera de sentir, vivir y experimentar.

Al mejorar la calidad en la respiración notaremos como nuestro sistema nervioso se relaja y se liberan ciertas sustancias muy beneficiosas para nuestro cuerpo y nuestra mente

Cuando obtenemos una concentración total en nuestra reparación y somos conscientes de cada una de las respiraciones, nuestra mente se centra en el momento presente y se relaja. Es por ello, por lo que existen numerosas culturas como el budismo, donde se centran en técnicas respiratorias a la hora de rezar o meditar.

Practicar con asiduidad ejercicios de respiración consciente, también puede fortalecer nuestro sistema respiratorio. Esto, es debido a que entrenamos los músculos de nuestros pulmones y atraemos más capacidad pulmonar incrementando nuestra energía y nuestro sistema inmunitario.

De esta manera, y más aún, en estaciones de invierno u otoño, evitaremos resfriados y molestias asociadas a estas épocas del año.

Como veis, Respirar conscientemente, son todo beneficio.

Pero, ¿Cómo aprender a respirar de manera consciente?

  • Mantén tu espalda lo más recta posible y vigila que tu pecho se encuentre en una posición abierta y cómoda.
  • Ventila cada día, tu hogar o lugar de trabajo.
  • Asegúrate de que las vías respiratorias de tu nariz y boca están limpias.
  • Observa tu respiración, ¿Esta acelerada? ¿Es demasiado pausada?
  • Observa cómo se siente tu cuerpo en ese momento
  • Lava tu nariz con sueros fisiológicos que mejoren la lubricación natural de las mucosas.
  • Asegúrate de que el ambiente tenga la humedad correcta.

Usar técnicas de meditación como el Mindfulness puede hacer enfocar tu atención en la respiración de forma consciente y mejorar tu estado anímico y salud en general.

Hoy en día hay multitud de ejercicios encaminados a mejorar la respiración y con ello, el estado mental y físicos de las personas.

En nuestra app Reset Life podrás encontrar muchos ejercicios que te ayudarán en tu día a día a ser consciente de tu propia respiración y mejorar tu salud de manera consciente.

Es momento de cuidarse, es momento de pensar en ti y aprender a controlar u respiración para mejorar tu salud.